El significado de la religión. II

Seth


SESIÓN 586, 24 DE JULIO DE I97I 2I.OI SÁBADO

(Ésta ha sido la primera de las sesiones regulares desde el 12 de mayo. Hubo varios factores para tan larga parada: la urgente necesidad de Jane de descansar; cuestiones y problemas personales que hacía tiempo que habíamos querido tratar, pero que habíamos pospuesto durante largo tiempo; algún trabajo para los demás; unas vacaciones; y la adquisición de otras habitaciones en la misma planta de nuestro apartamento original. Sin embargo, Jane conservó algunas de las clases de percepción extrasensorial durante este tiempo y para ello mantuvo alguna sesión.) (Jane prefería que Seth continuara donde había dejado el capítulo, algo que sin duda era muy capaz de hacer. «Pero no me importa lo que haga -dijo ella riendo- siempre que tengamos la sesión.» Se sentía algo nerviosa debido a la interrupción del dictado, a pesar de mis intentos de tranquilizarla. Estaba enormemente interesada en ayudar a que Seth terminara su libro, aunque seguía sin haber leído la mayor parte de él.) (Mantuvimos la sesión en nuestra habitación, que ahora, con las reformas, está al lado de mi estudio. Estamos muy contentos con el espacio adicional que hemos obtenido.) Bien. Buenas noches. (-Buenas noches, Seth.) (Sonriendo:) Os doy la bienvenida. Bien, comenzaremos con un resumen de nuestro capítulo sobre religión. (Pausa.) Las ideas sobre el bien y el mal, los dioses y los demonios, la salvación o la condena, son meros símbolos de valores religiosos más profundos; valores cósmicos, si preferís, que no se pueden traducir en términos físicos. Estas ideas se convierten en los temas conductores de esos dramas religiosos de los que os he hablado. Los actores pueden «volver» una y otra vez en distintos papeles. Por tanto, en cualquier drama histórico religioso dado, los actores pueden haber aparecido en la escena histórica de vuestro pasado, y un profeta de hoy puede haber sido un traidor en un drama del pasado. Sin embargo, estas entidades psíquicas "son" reales. Podría decirse con bastante exactitud que su realidad consiste no sólo en el núcleo de su propia identidad, sino que también se refuerza con esos pensamientos y sentimientos que proyectan al público de la Tierra para el que se representa el drama.

(21.05.) La identificación psíquica o psicológica adquiere aquí una gran importancia y está realmente en el corazón de todos esos dramas. En cierto sentido, puede decirse que el hombre se identifica con los dioses que él mismo ha creado. Sin embargo, el hombre no entiende la enorme calidad de su propia inventiva y de su poder creativo. Digamos, entonces, que el hombre y los dioses se crean los unos a los otros, y estaremos aún más cerca de la verdad; pero se ha de ser muy cuidadoso en las definiciones, porque ¿en qué difieren exactamente los hombres de los dioses?

Los atributos de los dioses son los mismos inherentes al hombre, magnificados y llevados a un grado sumo. Los hombres creen que los dioses viven eternamente. Los hombres también viven eternamente, pero lo han olvidado; sólo se acuerdan de dotar a sus dioses de estas características. Así pues, es evidente que las realidades espirituales existen más allá de estos dramas terrenales históricos y religiosos, de estos cuentos aparentemente recurrentes de dioses y hombres.

(21.10.) Tras los actores de los dramas hay entidades más poderosas que están bastante más allá de la mera representación de un papel. Por consiguiente las obras dramáticas en sí mismas, las religiones que pasaron a través de los tiempos, son todas meras sombras, aunque de gran ayuda. Tras el marco del bien y del mal existe un valor espiritual mucho más profundo. Por consiguiente, cuando las religiones intentan capturar la «verdad», deben temer en alto grado que ésta se les escape. Cuando el ser interno está solo, descansando y en meditación, puede a veces vislumbrar partes de estas realidades internas que no se pueden expresar físicamente. Cada uno capta estos valores, intuiciones o revelaciones de acuerdo con su comprensión, y por tanto las historias que se cuentan sobre ellos varían a menudo. Así, por ejemplo, el protagonista de un drama histórico religioso puede saber o no conscientemente de qué manera recibe esa información. Y, no obstante, a él le puede parecer que "realmente" sabe, ya que la naturaleza del origen de un dogma le será explicada en términos que pueda entender. El personaje histórico de Jesús sabía quién era él, pero también sabía que él era una de las tres personalidades que componían una entidad. En gran medida él participaba del recuerdo de los otros dos.

La tercera personalidad que he mencionado muchas veces no ha aparecido todavía para vosotros, aunque su existencia está profetizada como el «Segundo Advenimiento» (Mateo 24). Bien, estas profecías se expresaron de acuerdo con la cultura habitual en ese tiempo, y, por tanto, mientras se preparaba el escenario ha habido distorsiones deplorables, porque ese Cristo no va a venir al final de vuestro mundo, como han mantenido las profecías.

Él no va a venir como recompensa para los justos y no va a enviar a los pecadores a la condenación eterna; en cambio, comenzará un nuevo drama religioso. Se mantendrá cierta continuidad histórica y, como ya pasó la vez anterior, en general no lo reconocerán como quien es. No habrá una proclamación gloriosa ante la cual todo el mundo se incline. Él volverá para enderezar el cristianismo, que estará sumido en el caos en el momento de su venida, y para crear un nuevo sistema de pensamiento en un momento en que el mundo lo estará necesitando terriblemente. (21.25.) Cuando llegue ese tiempo, todas las religiones estarán sumidas en una crisis profunda. Él minará las organizaciones religiosas, no las unirá. Su mensaje será sobre la relación del individuo con Todo Lo Que Es. Él proclamará métodos claros a través de los cuales cada individuo podrá obtener un estado de contacto íntimo con su propia entidad, que, hasta cierto punto, es la mediadora entre el hombre y Todo Lo Que Es. En el año 2075 todo esto ya habrá sucedido. Quiero hacer notar aquí que Nostradamus vio la disolución de la Iglesia Católica Romana como el final del mundo. Él no podía imaginar la civilización sin ella, por tanto muchas de sus últimas predicciones deberían leerse teniendo esto en cuenta. La tercera personalidad de Cristo será reconocida como alguien dotado de grandes poderes psíquicos, pues será él quien enseñe a la humanidad a usar esos sentidos internos que hacen posible la verdadera espiritualidad. Los asesinos y las víctimas intercambiarán sus papeles a medida que los recuerdos de las reencarnaciones salgan a la superficie de la conciencia. El desarrollo de estas capacidades hará que se reconozca y aprecie profundamente lo sagrado de la vida. Ahora bien, nacerán varios seres antes de ese tiempo que, de distintas maneras, volverán a despertar las expectativas del hombre. Uno de ellos ya ha nacido en la India, en una pequeña provincia cercana a Calcuta, pero su sacerdocio permanecerá relativamente local durante su vida. Otro nacerá en África, un hombre negro que hará su trabajo principal en Indonesia. Las expectativas se establecieron hace mucho tiempo, hablando en vuestros términos, y serán alimentadas por nuevos profetas hasta que la tercera personalidad de Cristo aparezca realmente. Él conducirá al hombre más allá del simbolismo en el que la religión ha confiado durante tantos siglos. Resaltará la importancia de la experiencia espiritual individual, de la extensión del alma, y enseñará al hombre a reconocer los múltiples aspectos de su realidad propia.

Ahora podéis tomar vuestro descanso.

(-Gracias.) (21.37. Seth dijo lo del descanso en tono jocoso, ya que el ritmo había sido rápido casi todo el tiempo y con pocas pausas. El trance de Jane había sido bueno. Tuve que trabajar más duro de lo acostumbrado al tomar las notas porque estaba desentrenado; también descubrí que había olvidado algunos de los símbolos que uso en mi propia versión taquigráfica.) (Durante el descanso, Jane releyó partes del capítulo siete de El material de Seth, y luego comentó que, a su juicio, había una contradicción entre ese material sobre los tres Cristos -de la sesión 491 del 2 de julio de 1969-y la información dada por Seth esa noche. Incluyo los párrafos en cuestión del capítulo sobre «El concepto de Dios».) («Hubo tres hombres cuyas vidas resultaron confusas en la historia hasta el punto de que se fundieron la una con la otra, y la historia entremezclada de los tres ha sido conocida como la vida de Cristo [...]. Cada uno de ellos era muy dotado psíquicamente, conocía su papel y lo aceptó voluntariamente. Los tres hombres eran una parte de una entidad, y obtuvieron la existencia física en un tiempo. Sin embargo, no nacieron los tres el mismo día. Hay varias razones por las que la entidad no regresó como una sola persona. Por un lado, la conciencia total de una entidad sería demasiado fuerte para un vehículo físico. Por otro, la entidad quería un entorno más diversificado del que hubiera tenido de la otra forma.») («La entidad nació una vez como Juan Bautista, y luego nació en otras dos formas. Una de ellas contenía la personalidad a la que hacen referencia la mayoría de las historias sobre Cristo [...]. Os hablaré de la tercera personalidad más adelante. Existía una comunicación constante entre estas tres partes de la entidad, aunque nacieron y murieron en distintas fechas. Estas personalidades surgieron del propio depósito psíquico de la raza humana, de la reserva de conciencia individualizada a la que tenía acceso.») (Yo también había empezado a interrogarme. Hasta ese momento creíamos que las tres personalidades que componían la entidad de Cristo habían vivido y muerto ya, pero ahora Seth decía que la tercera personalidad volvería en el próximo siglo. ¿Cuál era la explicación ? No estábamos preocupados; no obstante, nos sentíamos incómodos cuando la sesión continuó a las 21.57.)

Bien, hagamos un resumen.

El tercer personaje "histórico" ya nacido hablando en vuestros términos, y que es una parte de la personalidad completa del Cristo, se encargó de representar el papel de un fanático. Esta persona tenía una energía y un poder superiores y grandes capacidades de organización, pero fueron los errores que cometió sin darse cuenta los que hicieron perpetuar varias distorsiones peligrosas. Los documentos de ese período histórico están diseminados y son contradictorios.

Este hombre, hablando ahora históricamente, fue Pablo o Saulo. A él se le encargó la creación de una estructura, pero debía ser una estructura de ideas y no de reglas, una estructura para los hombres, no para los grupos. En eso falló, y volverá en vuestro futuro como la tercera personalidad que acabo de mencionar.

En lo que a esto respecta, no hay cuatro personalidades.

(-Comprendo.) Bien, Saulo utilizó toda su fuerza para consolidarse como una identidad separada. Sus características, por ejemplo, eran aparentemente muy distintas de las del Cristo histórico. Él fue «convertido» dentro de una experiencia personal muy intensa, un hecho cuyo objeto era subrayar los aspectos personales y no los organizativos. Sin embargo, ciertas hazañas de juventud han sido atribuidas a Cristo, no cuando era joven, sino antes. (22.05.) Todas las personalidades tienen libre albedrío y elaboran sus propios retos, y esto también se aplica a Saulo. No obstante, las «distorsiones» organizativas también eran necesarias dentro de la estructura de la historia para que los acontecimientos se entendieran. Las inclinaciones de Saulo, por tanto, eran conocidas en otros niveles, tenían un propósito. Aun así, es por este motivo por el que aparecerá de nuevo, para destruir esta vez esas distorsiones. Bien, él no las creó por sí mismo y luego las impulsó a la realidad histórica

(Jane hizo una pausa y se llevó la mano a un ojo). Las creó en la medida en que se vio forzado a admitir ciertos hechos. En aquel mundo, en aquel tiempo, se necesitaba el poder terrenal para mantener las ideas cristianas separadas de las otras innumerables teorías y religiones, para mantenerlas en medio de las facciones guerreras. Su trabajo consistía en crear una estructura física y, a pesar de ello, tuvo miedo de que la estructura sofocase las ideas, pero no vio otra manera. (-¿ Cuál es el objeto de los dos nombres, Pablo y Saulo?) Se llamaba de las dos maneras. (Pausa.) Pero, cuando la tercera personalidad surja históricamente, no tendrá el viejo nombre de Pablo, sino que llevará en su interior las características de las tres personalidades. (Jane volvió a hacer una pausa.)

(-¿Puedo hacer una pregunta estúpida?) Puedes. (Aquí siguió un corto intercambio entre Seth y yo, que no he registrado en palabras porque fue demasiado rápido. Yo estaba interesado en saber si las tres personalidades de la entidad de Cristo se habían encontrado como seres físicos. Tenía la impresión de que esto habría provocado interacciones psíquicas superiores entre ellos, y quería saber más sobre ello. Jane, como Seth, escuchaba educadamente mis preguntas a ciegas.) Está claro que no tienes mucho conocimiento de la Biblia...

(-Es cierto.) ... pues todo esto sería bastante evidente para aquellos que sí lo tienen. Pablo intentó negar su conocimiento de quién era, hasta que tuvo la experiencia de su conversión. El representaba alegóricamente una facción guerrera del ser que lucha contra su propio conocimiento y que está orientado de una manera enormemente física. Así pues, fue de un extremo al otro; primero estuvo en contra de Cristo y luego a su favor. Pero la vehemencia interna, el fuego interno, y el reconocimiento que intentó esconder durante tanto tiempo, estuvieron siempre presentes. Su parte era la encargada de tratar con la realidad física y con la manipulación, así que estas características eran muy fuertes en él. Hasta cierto punto lo dominaron. Cuando el Cristo histórico «murió», Pablo debía seguir adelante y materializar físicamente las ideas espirituales. Sin embargo, al hacerlo, hizo crecer las semillas de una organización que sofocaría estas ideas. Él vivió después de Cristo, [al igual] que Juan Bautista nació antes. Como ves, los tres compartieron un cierto período de tiempo. Juan y el Cristo histórico ejecutaron cada uno su papel y quedaron satisfechos de la manera en que lo hicieron. Sólo Pablo quedó insatisfecho, y por tanto, es a partir de su personalidad que se formará el futuro Cristo. La entidad de la que forman parte estas personalidades, esa entidad a la que podríamos llamar la entidad de Cristo, conocía todos estos problemas. Las personalidades terrenales no eran conscientes de ellos, aunque en períodos de trance y de exaltación les fueron reveladas muchas cosas. Pablo representaba también la naturaleza guerrera del hombre, que "tenía" que ser tomada en consideración de acuerdo con el desarrollo del hombre en aquel tiempo. Esta cualidad guerrera del hombre cambiará su naturaleza completamente, y dejará de ser de la manera en que la conocéis cuando aparezca la próxima personalidad de Cristo. Por tanto es apropiado que Pablo esté presente.

(22.27.) En el próximo siglo, con todos estos desarrollos, la naturaleza interna del hombre se liberará de muchas de las fuerzas que la han mantenido atada. Empezará verdaderamente una nueva era; no será el cielo en la tierra, sino un mundo mucho más sano y justo, en el que el hombre será mucho más consciente de su relación con el planeta y de su libertad dentro del tiempo.

Ahora podéis tomar un descanso. (22.30. El ritmo de Jane había sido nuevamente bueno casi todo el tiempo, pero salió del trance con facilidad. Se sentía aliviada de que Seth hubiese dado por fin el nombre de la tercera personalidad de la entidad de Cristo. Aunque dijo que estos datos no le preocupaban, yo sabía que había estado más intranquila de lo usual por conocerlos.)

(Durante nuestra conversación del descanso tratamos otros puntos distintos que pensé podrían interesar al lector: Uno de ellos fue la designación de fanático que Seth había aplicado a Pablo. Al principio pensé que Seth iba a decir que había una conexión entre Pablo o Saulo y los celotes una de las sectas religiosas que dividían a los judíos en la Judea del siglo i d. C. La Tierra Santa estaba ocupada por los romanos en ese tiempo, y Pablo era judío y ciudadano romano. Yo había estado leyendo recientemente sobre estas sectas en un libro sobre los manuscritos del Mar Muerto, y me había quedado algo sorprendido de mi interés tanto en los manuscritos como en las sectas; pero después de oír a Seth esa noche deduje que no iba a decir gran cosa sobre estos temas.) (Otra de las preguntas trataba sobre el nombre y el país en el que iba a tener lugar la aparición del tercer Cristo en el próximo siglo. Y, además ¿podría Seth darnos algún dato sobre la figura religiosa que ya había nacido en la India, y sobre el hombre negro que iba a nacer en África?)

* Seth utiliza el término zealot, que se traduce por «fanático» y también, si hubiera estado con mayúscula como «celóte», nombre dado a una secta judía religiosa cuyo origen se remonta a la época de los macabeos y que, en tiempos de los romanos, bajo el imperio de Tito, adoptó una actitud muy fanática. (N. de la T.)

(Continuamos hablando a lo largo del descanso, y Jane me dijo entonces que ella conocía las respuestas a las preguntas que yo había hecho. Las respuestas le habían «llegado»; no con palabras exactas, dijo, pero lo había sentido y tenía que traducirlo:) (1. Seth había intentado que la palabra «fanático» aplicada a Pablo fuera descriptiva de su temperamento, y no una referencia a la secta de los celotes Aquí una nota añadida posteriormente: sin embargo, recibiríamos más información sobre Pablo y los ce-lotes.) (2. El país -su nombre y la fecha- que iba a ver la aparición del tercer Cristo durante el próximo siglo, no se nos iba a revelar en ese momento, pero tal vez sí en años posteriores. Seth, dijo ella, había evitado deliberadamente ser más específico. Con ello quería evitar cualquier tipo de reacción desmedida ante cualquier personaje nacido en ese país en particular, que pudiera parecer encajar en las descripciones y en las fechas dadas. Esto hubiera sido injusto y engañoso.) (3. Por la misma razón, Seth no quería decir más en ese momento sobre la figura religiosa de la India, y sobre el africano que tenía que nacer y que iba a trabajar en Indonesia.) (Continuamos a las 22.50.)

Bien, continuemos. Ruburt tenía razón en las contestaciones que te acaba de dar. Me gustaría aclarar ciertos puntos. La «nueva religión» que seguirá al Segundo Advenimiento no será cristiana en el sentido de vuestro término, aunque será la tercera personalidad de Cristo quien la inicie. Esta personalidad hará referencia al Cristo histórico, reconocerá su relación con esa personalidad; pero el conjunto de las tres personalidades formará una nueva entidad psíquica, una Gestalt psicológica distinta. Cuando tenga lugar esta metamorfosis, se iniciará también una metamorfosis en el hombre, (con énfasis) a medida que las capacidades internas del hombre se acentúen y desarrollen. El resultado será un tipo distinto de existencia. Muchos de vuestros problemas tienen como causa la ignorancia espiritual. Ningún hombre despreciará a un individuo de otra raza, cuando él mismo reconozca haber sido también miembro de ella. (22.55.) Ningún sexo se considerará mejor que el otro, ni tampoco ningún papel dentro de la sociedad, cuando cada individuo conozca su propia experiencia en los distintos niveles de la sociedad y en sus múltiples papeles. La conciencia abierta podrá sentir sus conexiones con todos los demás seres vivientes.

(Pausa.) La continuidad de la conciencia se volverá evidente. Como resultado de todo esto cambiarán las estructuras sociales y gubernamentales, pues ahora están basadas en vuestras creencias ordinarias. La personalidad humana cosechará beneficios que ahora parecen inconcebibles. Una conciencia que no tiene límites implica una mayor libertad. A los niños se les enseñará desde el nacimiento que la identidad básica no depende del cuerpo, y que el tiempo tal y como lo conocéis vosotros es una ilusión. El niño será consciente de muchas de sus existencias pasadas, y será capaz de identificarse con el anciano o la anciana en los que se van a convertir, hablando en vuestros términos. (23.02.) Muchas de las lecciones que «llegan con la edad» estarán disponibles para los jóvenes, aunque los viejos no perderán la elasticidad espiritual de su juventud. Esto sólo ya es muy importante, pero durante algún tiempo las reencarnaciones futuras permanecerán escondidas por razones prácticas. A medida que sucedan estos cambios, se activarán nuevas áreas del cerebro para que se encarguen de ellos físicamente. Así pues, será posible acceder físicamente a mapas cerebrales en los que se registran los recuerdos de vidas pasadas. Todas estas alteraciones son cambios espirituales que permitirán que el significado de la religión escape de los límites organizados y se vuelva parte viviente de la existencia individual, y que los cimientos de la civilización se basen más en las estructuras psíquicas que en las físicas.

(Pausa, con los ojos cerrados, a las 23.05.) La experiencia humana será tan amplia que os parecerá que vuestra raza se ha convertido en otra distinta. Esto no significa que no vaya a haber problemas; quiere decir que el hombre tendrá muchos más recursos a su disposición. Presupone también una estructura social más rica y mucho más variada. Los hombres y las mujeres se relacionarán con sus hermanos, no sólo como las personas que son, sino como las personas que fueron. Las relaciones familiares serán quizá las que experimenten cambios mayores. Habrá lugar para interacciones emocionales dentro de la familia que ahora son imposibles. La mente consciente conocerá mejor el material inconsciente. Incluyo esta información en este capítulo sobre la religión, porque es importante que comprendáis que la ignorancia espiritual está en la base de muchos de vuestros problemas, y que, realmente, vuestras únicas limitaciones son las espirituales. (23.14.) La metamorfosis que he mencionado anteriormente relativa a la tercera personalidad tendrá tal fuerza y poder, que hará surgir en la humanidad las mismas cualidades que esta personalidad posee en su interior. Estas cualidades han estado siempre presentes, pero ahora atravesarán los velos de la percepción física, y esa percepción se extenderá de nuevas maneras. A la humanidad le falta ese enfoque, y esta tercera personalidad representará ese enfoque. A propósito, no habrá crucifixión en este drama. Esta personalidad será verdaderamente multidimensional, consciente de todas sus encarnaciones, y no estará orientada hacia un sexo, un color o una raza. (23.20.) Por consiguiente, esta personalidad romperá por primera vez con los conceptos terrenales sobre la personalidad y liberará a ésta. Tendrá la capacidad de mostrar estos distintos efectos cuando lo crea conveniente. Habrá muchos que sentirán miedo de aceptar la naturaleza de su propia realidad, o de que se les muestren las dimensiones de su verdadera identidad. Por varias razones, como ha dicho Ruburt, no quiero daros información más detallada, como el nombre que va a usar o el lugar de su nacimiento. Demasiadas personas se sentirían tentadas de abalanzarse prematuramente sobre esa imagen. Aunque los acontecimientos no están predeterminados, ya se ha establecido la estructura de esta venida dentro de vuestro sistema de probabilidades. El advenimiento de esta tercera personalidad afectará directamente al drama histórico de Cristo como se conoce ahora. Habrá interacciones entre ellas, y debe haberlas. Podéis tomar vuestro descanso o terminar la sesión, como prefiráis. (-Tomaremos un descanso.)

(23.25. Pedí hacer un descanso ante la posibilidad de que recibiéramos más información para el capítulo. Jane dijo que no podía recordar ninguno de los datos transmitidos desde el último descanso. Ella no tiene sentido del paso del tiempo cuando está en trance.) (Los dos nos sentíamos un poco cansados y también estábamos hambrientos, así que pensamos en terminar la sesión y mirar en la televisión una vieja película de terror, mientras comíamos algo. Luego recordé que Seth no nos había dado los títulos de los primeros ocho capítulos [del primer tomo] de su libro. En el capítulo seis nos había dicho que no nos preocupáramos por eso. ¿Nos podría dar los títulos ahora, o tendría Jane que repasar primero ese viejo material? Aunque parezca imposible, había pasado mucho más de un año desde que ella había dejado de leer el libro, sesión a sesión, desde el principio del capítulo uno. Continuamos a las 23.39.) Bien. Os desearé buenas noches, después de unos comentarios en contestación a vuestras preguntas. Ruburt de nuevo captó esto de mí esta tarde: cuando me desvié del esquema que había dado (en la sesión 510 del 19 de enero de 1970), di los títulos de los capítulos. En el resto de los casos valen los títulos que di en el esquema. Podéis añadirlos sencillamente, si así lo preferís. He insertado muchos capítulos donde no había mencionado ninguno, y por eso he usado los títulos de ahí en adelante. Bien, ¿tenéis alguna otra pregunta? (Sí, pero creo que las preguntaremos más adelante.) (Jocosamente, con los ojos muy abiertos y muy oscuros:) No has asistido a la clase [de percepción extrasensorial], supongo que porque no me has echado mucho de menos. (-Te he echado mucho de menos.) Tendremos también una sesión personal, y continuaremos con nuestro libro. Echo en falta nuestras sesiones privadas. (—Y yo también.) Así que siempre podrás grabar y charlar conmigo, sin tomar notas, cualquier noche que te apetezca. (Por eso he llevado a arreglar la grabadora.) Mis más cariñosos saludos, entonces, y buenas noches. (-Muchísimas gracias, Seth; ha sido un placer.) Siempre es un placer. (Me hizo reír al énfasis humorístico. Terminamos a las 23.45.)


Extracto de Habla Seth II
La eterna validez del alma a través de Jane Roberts

4151 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo