Tierra.

Kryon


Todos sois bienvenidos ahora, todos estáis en mi corazón. Aquí está la presencia de la madre tierra. Todos habéis venido para mi sanación, con conciencia o sin conciencia de ello, todos participáis de mi sanación y sois para mi como un niño que una vez ha crecido y tiene libertad para recorrer el mundo, decide volver al hogar en el que nació y mejorarlo. Bienvenidos ustedes, que teniendo libertad para enfocar sus mentes en la dirección que prefieren, han decidido aquí y ahora enfocarla hacia la resurrección de dios sobre la tierra.

El cristo que vive en sus genes y la madre que ha engendrado cada una de las criaturas que rodean vuestras presencias, son ahora parte de un viaje hacia unos orígenes que ustedes apenas recuerdan, hacia la reconstrucción de un paraíso que ustedes apenas recuerdan, pero que aquí sobre la tierra fue realidad para todos los que habitaban en ella.

Mas su viaje en los últimos tiempos ha sido caótico y doloroso, se han sentido ustedes perdidos de tantas maneras… Como consecuencia de sus desvíos han llevado la conciencia hacia los planos más bajos de la materia, allí donde aún no había penetrado el orden, donde el caos no existía simplemente porque no existía conciencia. Ustedes son auténticos héroes para la tierra, son mensajeros del paraíso donde no existía ninguna conciencia. Aquello que han llamado infierno no es más que lo que ustedes viven sobre la tierra.

Cuando civilizaciones antiguas vivían en un mundo ideal, civilizaciones con las que ustedes están ligados genéticamente, como lemures, atlantes y otros, habitaban esta tierra solo ocupando los planos más elevados. El mito del hundimiento de sus paraísos sobre la tierra significa la conexión de su genética con vuestras genéticas, porque este cuerpo que habitas era el de un animal y ahora es el de un dios iluminado, y ese ha sido el hundimiento y el infierno, un camino largo en el que experimentáis lo que es el caos y podéis ordenarlo. Ahora que el caos está experimentado, encuentra otro camino, encuentra la contemplación de lo divino en la conexión con el yo soy, porque a través de ella tu capacidad para ordenar y transformar la materia quedará patente en las próximas generaciones, en una auténtica revolución no solo de la conciencia sino también de la materia. Por eso te pido que vivas largos años, que estés aquí por mucho tiempo, para que tú protagonices esa revolución de materia y conciencia. Yo habito desde tu sabiduría hasta tu sexualidad. Yo Soy el corazón de la tierra, la madre inmensa que ha parido cada una de las células de tu cuerpo y amamanta cada uno de tus pensamientos. ¿Por qué no te entregas ahora? Yo ahora te quiero besar…

Derrama tus lágrimas sobre la tierra, de ellas nacerá la nueva conciencia. ¡Derrama tus lágrimas sobre la tierra, el poder que buscas está en ella, tu poder es ella! Si tú eres un trabajador para la luz, no eres nada distinto de la tierra; ni más ni menos, eres la tierra, porque el amor une, funde, todo cuanto existe en ella.

***

Hola amigos, aquí está la energía de Kryon, siente cómo te suaviza, cómo mi amoroso aliento es ahora uno con tu aliento, porque aquí está el servicio magnético, apoyando sus manos en tus hombros, acariciando tu pecho. Puedes sentir la danza a tu alrededor, todo ya ha comenzado, ya ha comenzado la sanación.

Pero yo me pregunto ahora: ¿para qué necesitarías sanación? Ahora lo que tú puedes dar es lo que yo puedo dar, porque tú estás profundamente cerca. Por qué no, en vez de ser tú el objeto a sanar, ahora tú llevas sanación hacia mí. Por qué no tender un puente al revés de lo habitual. Probemos. Solo lo que te pido es que tú proyectes tu amor hacia Kryon. Porque, siendo así, mi función sobre el planeta se puede ampliar y alcanzar un poder mayor del que yo tengo por mi mismo, porque aquí en la tierra quien tiene el poder eres tú, mi hermano encarnado. Aquí quien permite que se hagan los cambios eres tú. Así, si das de tu amor hacia el otro lado, estás dando un salto cuántico mucho mayor que si yo doy de mi amor hacia este lado.

Ahora yo siento el baño. Ahora recibimos al otro lado la profunda presencia de tu divinidad. Es tan bello, tan inmenso, estar aquí en tu regazo. Realmente me conmueve que estés conmigo, el trabajo hecho, el salto cuántico. La sala ha sido bendecida ahora, tu propia presencia y este lugar son tu hogar para siempre.

Ahora, a través de esto que tú me das, yo expando la divinidad hacia otros puntos del planeta. Puedo hacerlo especialmente hacia otros puntos donde ya te has encarnado anteriormente. Ahí es donde tu fuerza puede mutar la materia con mayor facilidad, y es por ello que tu pasado nos sirve, es por eso que tus pecados nos sirven, porque es a través de esa huella que has dejado que eres reconocida por la materia; el cambio es permitido porque tú estás encarnado. Es más fácil empezar ordenando la casa de uno que la de los demás, es más honrado, más efectivo. Por eso yo hablo de tu carga: tú has sido liberado en el implante de tu karma, pero eso no significa que éste desaparece. Esto quiere decir que tú eres dueño de tu karma, no tu karma dueño de ti, y que puedes usar tu pasado para sanar el planeta. Por el hecho de que des un salto cuántico, no olvidas cómo hablar tu idioma, ¿verdad? De igual modo no te desprendes de tus vidas pasadas, pero son para ti una herramienta y no una carga, ese es el verdadero secreto del cambio, ¿comprendes?

Gran cantidad de energía está siendo enviada a Brasil, Argentina, Venezuela, Perú. Hay en este grupo una gran conexión con Sudamérica. Muchos habéis sido allí hombres medicina, mujeres sabias, guerreros. También conquistadores, conquistados… hay una ligazón que debe servir para que ahora tu amor llegue a estos sitios con facilidad, como está sucediendo. Estos lugares son fuente de naturaleza, de recursos, de inocencia. Vosotros en esta ciudad habéis vivido de espaldas al mundo, escondidos en el río, protegidos del aire que expande la mente. No habéis tenido otro remedio que viajar, ha sido siempre por necesidad y no por aventura. Habéis sido conservadores con vuestra materia, con vuestros recursos; asimismo no habéis sabido, cuando llegasteis a otros sitios, respetar sus recursos, porque vuestra relación con el medio no era fluida. Pero sí llevasteis al otro lado del océano el sentimiento de fraternidad, de unión adentro de vuestra nación, que los humanos del otro lado necesitaban experimentar. Vosotros siempre estuvisteis aparte del resto de vuestro país pero siempre fuisteis leales. La honestidad es algo en vuestro karma que podéis enseñar. La timidez, el ocultaros, es algo que necesitáis sanar. Ahora visualiza o siente cómo se establece un arcoiris entre este lugar y el otro lado del océano, un arcoiris que para cada una de vosotras va a una zona diferente, que va a introducir en la tierra, va a despertar una energía de equilibrio y sanación para ambos lugares, para este lado del océano y para el otro lado del océano. Yo pongo mi presencia para que se de el salto.

Es bueno ver que la presencia de dios está en vuestros corazones, esto es lo que nos hermana. El momento compartido se termina, pero queda escrito en lo eterno, así siempre se está produciendo, así, cuando tú quieras insistir en este movimiento de energía, no tienes más que invocar mi presencia, y yo estaré en tu corazón, y estaré en tu corazón también al otro lado del océano. Porque es tu responsabilidad como faro para la luz unir mundos, ser uno pero estar al mismo tiempo en todas partes. Yo estoy muy feliz de haber compartido contigo. El sol central del universo está muy feliz de haberse derramado sobre tu pecho.

Mensajes canalizados en el mes de abril, 2007 en Oporto, a través de Alberto Saiz.
http://www.mistizaje.com/Tierra.html

9234 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo