Si se quedan dentro de un capullo nunca brillarán sobre nada.

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon.

Acérquense un poco más. No interrumpan este bello sentimiento, un rayo dorado de luz. Queridos, ¿tienen ustedes el poder dentro de sí para descartar las cosas que interfieren con el amor? Puede haber muchos seres dorados de luz. Seres de luz que brillan en diversas áreas de su vida. Les diré esto: si se quedan dentro de un capullo nunca brillarán sobre nada.

Parte de la enseñanza, parte del Círculo del Doce, es salir de esa realidad aparentemente establecida que ustedes llaman vida, salir de ese capullo, con objeto de recibir lo que está allí realmente y ha estado allí todo el tiempo. Pero hay más que eso.

Los humanos están despertando. Los humanos están evolucionando, y hay muchos de ellos que están iniciando su propia maestría teniendo compasión. Son emisores de luz, mostradores del camino. Esto empieza a suceder cada vez más en el planeta. Pero les diré: están frustrados. Están frustrados por tener esa clase de bella, bellísima energía para enviar a todo el planeta y especialmente a ustedes, sin embargo que se caiga casi ante sus pies, porque hay muchos que no están listos para recibirla.

El Círculo del Doce esta noche es casi terapéutico, y lo será durante las tres semanas siguientes. La idea es realzar su capacidad para recibir amor. ¿Pueden llegar a un lugar en que lo reciban incondicionalmente? Recibir; no tienen que hacer otra cosa que sentarse y recibirlo. ¿Cuántas veces hemos dicho “Simplemente siéntense y sean amados”? Y luego eso se vuelve difícil para muchas personas. Van a crear preguntas 3D. “Déjame ver, dijiste ‘siéntate y sé amado’ ¿Qué clase de amor? ¿Cuánto tiempo me siento? ¿Cómo se va a sentir? ¿Están encendidas las luces, o no?” (se ríe). Este es el capullo del humano. No es capaz de descartar lo 3D de todo eso. ¿Qué tal si pudieran?

Crucemos por ese puente, ahora mismo, ustedes y yo, que abarca una realidad entre lo que es conocido y lo desconocido, o entre lo que es tridimensional y lo multidimensional, como hacemos cada semana y lo hemos hecho hasta ahora durante 3 años. Vengan conmigo, crucemos por el puente.

Algunos de ustedes sienten que cruzan flotando, ni siquiera caminan. La mano que toman de Kryon es la mano de todos ustedes. Es la mano que está siempre extendida para ser parte de ustedes y de su vida, si desean tomarla. Está siempre allí, estuvo allí desde que nacieron.

Ustedes van por este puente conmigo y a través de la neblina que oculta lo que vendrá y revela lo que sea que ustedes desean ver. Belleza, de cualquier manera que sea que se relacione con ustedes. Una belleza que es magnífica, que es su alma, su hogar. Algo que reconocen, algo que sienten, algo que realmente quieren en su vida, está todo allí. Es cada una de las clases de amor que puedan imaginar, envueltos dentro de su alma, el centro de los cuales es el gran amor de Dios. La Fuente Creadora, la energía creadora, tú.

De modo que, una vez más, quiero que pasen conmigo por una puerta. La puerta tiene un nombre en ella, que se vuelve más claro a medida que pasa el tiempo. Es una declaración de su magnificencia dentro de un nombre. Es un nombre escrito en un lenguaje que ustedes no pueden leer, pero es un lenguaje energético que pueden sentir, de amor, de honor, que dice: Esta es tu puerta, ven, entra.

Quiero que ahora se relajen conmigo, si lo desean, entrando a un área muy, muy grande, que ustedes pueden ver como lo que es grande. (se ríe). El tamaño grande de ella es una metáfora de que todas las cosas son posibles en este salón, porque el tamaño grande es nuevo. Ustedes lo poseen, es su salón. Y allí hay una silla que para que se sienten.

Deseo que experimentes el amor. Y las cuatro semanas de este mes, presentaremos este mensaje. Deseo que experimentes las diferentes clases de amor que puede experimentar el humano. Esto es más para ti como humano, que para ti como parte de Dios, con Dios.

Hemos hecho muchos ejercicios que están fuera de la norma de lo humano. Quiero conservar este en lo humano.

Ahora bien, estás en este lugar grandioso, espiritual, majestuoso, que representa a tu alma y al Creador mismo, y sin embargo todavía eres humano, sentado aquí, ¿no es así? De modo que aprovechemos eso. ¿puedes ahora mismo, descartar todo lo que perturbe lo que es el amor? Esta es la parte difícil, querido. Llegar a ese lugar solo por unos pocos momentos, cuando nada importa, no realmente. ¿Puedes ir allí y hacer eso? ¿Puedes tener un lugar para ti que no sea perturbador? ¿Puedes suspender las cuestiones de la vida solo por un rato?

Lo he dicho antes, después que esto termine, si quieres, puedes pegar todo eso sobre ti. Puedes tenerlo de nuevo, si quieres (se ríe). Pero por ahora, déjalo de lado.

Hay una presencia hermosa, enorme, dorada, en este salón. Es angélica, y representa a una entidad, una fuente angélica. Y no le voy a dar un nombre. A veces, los ángeles son fusiones de las energías de otros ángeles. Lo de ángel, es una designación humana. De modo que lo conservaremos así. Los ángeles no existen como ángeles, no en este lado del velo donde ahora estás. Existen como pieza y parte del Creador que también es parte de ti.

Y esta entidad dorada está en el salón, y viene y pone sus manos sobre tus hombros desde atrás. Y empiezas a sentir la energía que fluye dentro de ti, que describiré ahora. Esa energía es algo que quiero que todos ustedes sientan, y quiero describirla muy cuidadosamente para ustedes.

No objeten a esta energía; no me digan que no la han tenido o está mal, o que no pueden entenderla; solo escuchen.

Esta es la energía de su madre. No importa quién fue su madre en esta vida. Tal vez esta energía es exactamente correcta para ustedes. Su madre era hermosa en todo sentido, y ustedes amaban mucho a su madre.

Y hay muchos que luego tendrían problema. “Bueno, no será mi madre”. Y yo les diré esto: ustedes son una entidad en esta área del alma que ha tenido múltiples vidas en el planeta, tal vez mil o más. Estoy hablando de una madre colectiva. La que los dio a luz; la que los miró a los ojos. Esta es una madre que tuvieron o bien no tuvieron en esta vida, pero está todo allí en su akash. La belleza de mirar a los ojos a quien los dio a luz y los amó, y los cuida toda la vida. Aun después de irse de casa, la madre observa, la madre ama y los ve como niños todo el tiempo.

Muchos de ustedes son madres o padres; conocen ese sentimiento. Pero yo quiero que ustedes tengan ese sentimiento materno ahora mismo, el amor de una madre, de una madre humana por ustedes.

¿Cómo se siente, surgiendo en ustedes? Reescribiendo programas, tal vez, que les impedirían amar a su madre en esta vuelta.

Pero yo quiero que lo dejen derramarse dentro de ustedes en tal medida que den un suspiro de alivio, ya sea que su madre esté aquí en el planeta o no, su madre es su madre es su madre. Y todas ellas combinadas, en todas sus vidas combinadas, tienen una cosa en común. Cuando ustedes nacieron, eran el resultado. Los miraron a los ojos por un momento, y allí estaba la conexión. El amor. Ustedes las eligieron. Ellas les dicen “Bienvenido, querido Aquí es donde estamos. Yo soy la que tú pediste. Yo soy tu madre.”

Siente este amor, que te llevará, esperemos, a un lugar de paz, de alegría. Recuerda: no necesita ser la madre de esta vuelta (de esta vida). Es la madre colectiva que todos han tenido en una ocasión u otra. Una vez u otra, tuvieron la perfecta. La que surge a través de su propio ADN. Sientan eso; acepten este amor, queridos. Acéptenlo porque pueden; es su derecho de nacimiento. Literalmente: aceptar el amor de la madre.

Esa es la experiencia del Círculo del Doce, y yo les pido que se queden y lo sientan. Quédense y sientan. No lo resuelvan; solo acéptenlo. Mamá está aquí. Mamá está aquí. Para ustedes. No hay nada igual. Quédense.

Y así es.

Kryon


Círculo del Doce – Kryon a través de Lee Carroll
Primer miércoles – 6 de septiembre de 2023
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

237 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo