La conexión del amor.

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

La serie para este mes, tal vez mi favorita hasta aquí, se llama la conexión del Amor. Esta es la segunda de cuatro pequeñas canalizaciones con respecto al amor.

Queridos, podría decirles muchas cosas sobre eso que ustedes llaman amor. Y ninguna de ellas llevaría el impacto, la fuerza, la enormidad, el esplendor, de lo que verdaderamente significa. Déjenme darles un indicio. Puede que yo haya dicho estas cosas antes, pero no se las puede decir demasiadas veces. De hecho podríamos decir que todo este mes estamos reforzando, revisitando, si quieren, muchas cosas que queremos que ustedes sepan y entiendan, especialmente en lo que está sucediendo en el mundo ahora mismo.

El indicio que quería darles es que, si miran a todas las cosas que podrían pasar entre el otro lado del velo y el lado en que están ustedes, cuando nacen – y hay muchas – les hemos contado sobre algunas: alegría, risa, pero la más grande es el amor. Pueden tener una compasión maravillosa, pueden tener bondad, y una actitud alegre, pero la más grande de todas estas cosas, y la más grande de todas, es el amor.

Hablamos de una clase diferente de amor, tal vez, que la que ustedes piensan. El amor para el ser humano es maravilloso. Y lo expresan el uno por el otro, de veras. Lo expresan por los animales que quizás están con ustedes, los aman y es de veras. Lo expresan incluso por el planeta. Pero el que no tiene tamaño o influencia que lo supere es el amor de Dios.

Y el que les hemos dicho, incluso, que es completa y totalmente malentendido, es el amor por sí mismo. Pero quiero hablarles del que está arraigado en ustedes desde su nacimiento. Recuerdan que hemos dicho una y otra vez: “hechos a su imagen”. Es algo que han leído en las Escrituras. Y no solo en las escrituras de las que tal vez ustedes están enterados. Pero en tantas palabras, está en muchas escrituras: hechos a su imagen. Es un conjunto muy pobre de palabras para hablar de aquello en que ustedes están hechos, y eso es la imagen de la Fuente Creadora; ni siquiera tiene género. Es la cosa más grande que existe, la imagen en que están hechos, es el Amor. Eso significa que allí donde están sentados, mientras escuchan, mientras miran, tal vez, el Amor está allí en su Fuente más grande, su más grande energía.

Y hay algunos que dicen “Yo no siento eso”. Hay muchos que nacen y, como hemos dicho incluso en este programa, se los convenció contra el amor porque nadie se lo mostró. No el amor de Dios, no de manera incondicional. Muchos padres desean dar esto a sus hijos, pero acaban con estos puntos ciegos (se ríe) dándoles otra cosa que se parece pero no el amor de Dios.

Esto los abarca, los pone, queridos, en una presencia que pueden sentir y conocer, y que se lleva todo miedo. Si están allí, en ese espacio, el espacio que tanto deseamos crear en el Círculo del Doce, nada importa en ese momento; nada.

Este es el amor que nos encantaría que ustedes reenciendan, revisiten, y ustedes otra vez van a decir “¿Cómo hacemos eso?” Déjenme empezar diciéndoles esto. Hay muchas cosas que lo encubren completamente; completamente. El miedo es una. ¿Eres miedoso? ¿Tienes miedo ahora, de alguna cosa? Y la respuesta en los humanos es normalmente que sí. Tienen miedo o están preocupados. Tal vez es un miedo marginal, pero igual están preocupados. Preocupados uno por el otro, tal vez por sus vidas y las de sus hijos; las de sus padres. Las de sus parejas, o tal vez por el resto del mundo en el que está pasando tanto que está afectando sus vidas. Y eso les preocupa. Bueno, es una forma de miedo.

Ustedes dicen: “Espera un minuto. Hay una diferencia entre estar muy preocupado y tener miedo.” No para su cuerpo; queridos, la química misma está involucrada. Y esa química niega al amor. ¿Qué pasa con aquellos que dicen “Estoy lo bastante preocupado por amor a los que me rodean”? Lo bastante preocupado; eso es todo semántica. Cuando salen de eso, los argumentos tridimensionales del esoterismo que algunos quieren desmontar con palabras, y en cambio llegar a la energía básica del amor incondicional por todos. No importa en qué condición estás, o cuán preocupado estás, puedes entrar en tu corazón y quitar todo ese miedo por solo un momento o dos. Hacen eso a menudo, es un ejercicio que pueden hacer todo el tiempo. De modo que no necesitas señalar algo que está mal en el planeta y luego orar por ello. No necesitas estar preocupado y atemorizado por otros, y luego orar por ellos. En cambio, tú eres aquello que crea amor, y eso entonces es enviado como amor y compasión a cualquiera que lo necesite. Ese es el poder del amor.

El esotérico intelectual dice “No, yo tengo que identificarlos y ponerlos en una lista.” No, no tienes que hacerlo. Ese amor que pasa a ti como creador, no solo está dentro de ti todo el tiempo, sino que eres tú el que lo cubre, y puede que ni siquiera sepas que lo estás cubriendo. ¿Por qué no hacer tu próxima oración, ahora mismo? “Querido Espíritu: déjame ver las cosas que estoy cubriendo, la imagen de amor del Creador que yo soy, que está en cada una de las células de mi cuerpo. Ayúdame a entender, mientras entro en mi corazón, y envío amor a la humanidad o a cualquiera, que no tiene que ser con preocupación o miedo. Que es genérico, sin preocupación ni miedo. Tan bello y fuerte es, que irá exactamente a quien lo necesita.” Por lo tanto, si me pongo en ese lugar y genero eso, esa bella, bellísima emoción, es más que una emoción, es una energía que va a todas partes. Si solo supieras lo que una persona, en coherencia con el Campo y con otros, podría hacer por el todo. Consigues que dos o más lo hagan y es asombroso, increíble.

Esta es la energía; si quieres llámala una fuerza que tú empujas contra lo que es oscuridad, y cuando haces eso suceden toda clase de cosas. Salir de esa idea intelectual de que tienes que tener una lista para orar. Les digo: he pedido a mi socio y a su compañera Monika de armar Momentos de Milagro. Y ustedes podrían ver que les están pidiendo que señalen las personas o problemas y oren por ellos. Déjenme decirles algo: ese es el ejemplo 3D, ese es el paradigma que se establece para que todos entiendan. Pero ahora les digo la verdad sobre eso, el secreto, si quieren, de eso. Es así: cuando ustedes entran en su corazón, ya sea que sepan sus nombres o no, conozcan algo de la lista o no, todos ellos están representados.

Habrá algunos que ponen sus nombres en la lista, y dentro de unos meses esa lista se habrá hecho muy larga, o se habrá resuelto, o se habrá refinado, o parte de ella habrá desaparecido por razones de extensión, no importa, toda la lista tiene a todos los que alguna vez estuvieron en ella, están incluidos en esa experiencia multidimensional llamada amor. Y ese amor es para todos ustedes, y en eso hay solaz, hay sanación, hay belleza, hay momentos de “ajá”. Les digo, están frente a algo que es más grande que cualquier cosa que sea L-O-V-E (N.T. A-M-O-R). Es aquello que viene del Creador, algo que no pueden deletrear ni describir, ni definir; más grande que cualquier cosa que exista en esto que es el universo de su mente, incluso de su alma. Es la S de la Fuente Creadora (N.T. Source, fuente) que hizo a este planeta, que te hizo a ti, que hizo a este universo. Esa siempre fue la intención; que eventualmente ustedes pelarían eso que es la cebolla de la humanidad, de miedo, de preocupación, y se volverían hacia es
o que es la solución más dramática: el amor. No hay nada como eso. Los invito a todos a entrar en su corazón y no pensar en nada más que la belleza y la calidez, el solaz y la sanación, la energía, la perfección del amor. Está todo allí.

Me encantaría dar múltiples canalizaciones, solo sobre eso, solo para que se sienten, y sientan, y estén conmigo. Bello es, queridos, y voy a dárselo a menudo. Esta información es demasiado buena para que ustedes no la revisiten. En otras palabras, visítenla ahora.

Yo soy Kryon, enamorado de todos ustedes. Enamorado de todos ustedes.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll
Miércoles de Sanación – 8 de junio de 2022
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

355 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo