¿Haces una Pausa antes de actuar?. Conferencia.

Varios/Otros


El nuevo seminario de Jim Self, del mes de agosto. Este seminario, como siempre, consta de tres partes, la conferencia o explicación, la práctica (Ejercicio de Energía) y luego las preguntas de los asistentes y las respuestas de Jim Self.
Afectuosos saludos de Cris


¿Haces una Pausa antes de Actuar?

¡Hola! Bienvenidos. Siempre es muy lindo estar aquí ¿Cómo les está yendo? ¿Cómo están experimentándose a sí mismos? ¿Cómo va su vida? ¿Qué están notando que sucede a su alrededor? Más específicamente, qué está sucediendo dentro de ustedes, en ustedes, y lo que se está desarrollando a su alrededor, cómo está jugando en su percepción conciente.

Una cosa que hacemos, es que tenemos una tendencia a tener una opinión, un juicio, tener una respuesta, una reacción, ante las cosas realmente grandes; cambio climático, diferentes cosas que pasan en el mundo, la política, cómo debieran ser las cosas, cómo no debieran ser. Pero bastante a menudo esas cosas realmente grandes ante las que tenemos juicios, opiniones, reacciones, más que a menudo – desde mi experiencia de escuchar a la gente - ellos tienen muy poca información sobre las cosas grandes. Muchas opiniones, pero muy poca información.

Entonces, realmente nos consume tanto movimiento de la vida a nuestro alrededor, y en ese proceso de engancharnos con la vida alrededor, suele pasar que nos enganchamos en el movimiento que tiene muy poco que ver con nosotros. ¿Alguna vez se detuvieron a notar eso? Muchas opiniones; creo que debieran hacer esto, por qué están haciendo aquello. Hay tantas cosas sucediendo, y si realmente lo miras, cuánto impacto haces con tu abordaje, tu juicio, tu opinión, etc., sobre lo que está sucediendo. No estoy hablando de ser activo en política, ni de plantar un árbol, todo eso es grandioso, pero a lo que realmente apunto es ¿cómo estás creando lo que quieres? Y ¿estás obteniendo lo que quieres? ¿Cuánto éxito en obtener lo que quieres?

Entonces, queremos aproximarnos a este asunto, cuánto éxito tienes en obtener lo que quieres, y cuánta influencia tienes en causar cambios. Hazlo simple: causar cambios; convencer a tu hijo de salir y cortar el césped, simple, ¿cómo se hace eso? Cómo se convence a alguien de hacer algo diferente.

Pero detrás de eso, cómo empiezo a reconocer que mucho de lo que estoy haciendo puede no estar dándome lo que quiero; de hecho, mucho de lo que hago puede estar interponiéndose, interfiriendo, en lo que quiero. ¿Se les ha ocurrido?

Hay mucho cambio en marcha en el mundo, que es ruidoso, ahora mismo, hay mucha transformación grande en marcha. La mayor parte de eso es realmente tan grande o tan impactante que ni siquiera tenemos idea de lo que está sucediendo.

Jim, solo estamos jugando aquí. Entonces, el cambio climático, realmente un asunto grande. Muy real; sucediendo. Entonces, ¿Cómo se cambia eso? ¿Cómo se puede cambiar eso? ¿Qué tal no tener más petróleo? Está bien, está bien. Queremos autos eléctricos. Está bien, eso es una gran idea. Pero cuando empiezas a mirar el cuadro más grande de estas cosas, y te preguntas ¿Cuánto impacto tengo yo en estas decisiones sobre adónde va todo esto? Puedo estar de acuerdo o no. ¿Cuánto impacto hago? Por ejemplo, en cuanto a esto de la electricidad y los autos eléctricos, ¿de dónde viene la energía para producir la electricidad? Ahora bien, si estás viviendo en Alemania en este momento, esa es una cuestión impresionante. ¿De dónde viene la energía para producir la electricidad? El río Rin es básicamente un río masivo, pero está disminuyendo, secándose, y este río impulsa las plantas hidroeléctricas que producen la electricidad.

Entonces, ¿cuál es el cuadro que está detrás del cuadro? ¿Cuál es el problema que causa el problema? ¿El cambio climático? Tal vez habría que reconsiderar la energía nuclear. Ahora bien, ¿tienes una respuesta?

La parte interesante de este asunto, ni bueno ni malo, aquí no hay correcto o equivocado. La parte interesante de un asunto así es que mucha gente tiene sus opiniones. Pero muchas de las opiniones datan de la década de los ochenta, cuando las usinas nucleares tenían un desafío, Three Mile Island en los EE.UU. o bien Chernobyl en Ucrania, que tuvieron un problema mayor. Entonces, las plantas nucleares no son buena cosa. Pero ¿saben que ahora mismo existen aparatos de energía nuclear que pueden tener en su dormitorio que simplemente son a prueba de fallas?, en términos de explosión, virtualmente a prueba de fallas. Se apagan antes de siquiera acercarse a algún desafío, y generan suficiente electricidad para una ciudad pequeña.

Eso es interesante, pero no me gusta la nuclear, podría decir alguna persona. Entonces, ¿de dónde viene esta creencia? Que yo la sostengo en mi percepción conciente, con la que tengo una opinión fuerte, o una opinión leve, o tal vez solo una creencia al respecto. Pero ¿cuándo fue la última revisión de esa creencia? Y en ese mismo contexto, ¿es esa creencia incluso real? ¿Es acaso creencia tuya? ¿De dónde vino, en primer lugar?

Entonces, es un lugar interesante, este lugar desde donde actuamos, tenemos opiniones, juzgamos, esto es correcto, esto está equivocado, esto es lo que se puede hacer. También tenemos acciones que son más sutiles, que no necesariamente se hablan, pero sí se piensan, y aún más, se sienten. ¿Alguna vez viste algo que sucedió y te hizo enojar? “¡Oh, esto me enoja!” Espera un minuto: te enojaste porque tuviste el pensamiento “Esto me enoja” Así, ya estaba en la reacción ante lo que sucedía frente a mí, aun antes de siquiera definir “esto me enoja”.

Hagan una pausa conmigo por un minuto, y piensen en eso. ¿Alguna vez entran en una situación donde reaccionan? Y frecuentemente en esas situaciones reaccionamos a un número de cosas que suceden. A veces reaccionamos en modo “disparen, listos, apunten” y luego alguien dice “No, eso no es correcto, Lo que está sucediendo aquí es otra cosa.” “Oh, oh, lo siento”. Y tienes que retroceder para salir de esa explosión de energía. ¿Alguna vez estuviste allí? ¿Tuviste una reacción y luego te diste cuenta, y ¡Epa!?

Y luego es interesante lo que pasa en el ¡Epa! Tenemos un conjunto de pensamientos, cambiamos el sentimiento hacia tal vez la culpa, “Oh, caramba, no hice bien eso, no debí haber dicho eso. No estoy bien, no hice las cosas bien.” Acabamos retrocediendo y bajando a un lugar en el que estamos invalidándonos a nosotros mismos. ¿Alguna vez hicieron algo así? Básicamente, hicieron algo y luego se sintieron culpables por ello. Hicieron algo y se culparon por ello. Y muchas veces, todo lo que pasó fue que, en lugar de observar y luego hacer una pausa, y luego notar, y luego decidir si contestar o no, tener un camino realmente diferente, luego abrir la boca y soltar palabras. O incluso sin arrojar palabras, pensar y sentir esas palabras. ¿Alguna vez hicieron eso?

Murmurando para sí mismos dentro de su cabeza, esto realmente me molesta. ¿Por qué harían eso? La parte interesante de ese aspecto es que los pensamientos que piensan y las emociones que sienten, no se van simplemente, cuando ustedes terminan de pensar el pensamiento y sentir la emoción. ¿Alguna vez te preguntaste adónde va el pensamiento una vez que ya lo pensaste? No se va; permanece en una configuración, llamémoslo una configuración electromagnética. Los pensamientos son eléctricos; las emociones son magnéticas.

Ahora bien, supongo que explicaremos eso un poco más. ¿Alguna vez te sucedió algo y te enojaste? Y luego dijiste para tus adentros: ¿Por qué son tan estúpidos? ¿Por qué hacen esto? ¿Por qué sucede esto? ¿Cómo es que pasa frente a mí? ¿Por qué siempre me culpan? etc. Y luego, ¿notaste alguna vez que hay una emoción que acompaña a eso? Y lleva un rato salir de ella, calmarla, más que a menudo. Y luego, verás, ¡no se fue! Solo se descargó hasta el punto en que “Bueno, ahora puedo seguir adelante. Puedo seguir” No está resuelto, y no ha sido limpiado.

Y luego, lo raro es que después sucede algo similar a aquello, y se enciende de nuevo. “¡Oh, esto otra vez! ¿Por qué hacen esto?” Ahora tengo dos pensamientos y dos cargas emocionales que de algún modo se ligan juntas. Esto electromagnético: “esto me enoja”

Tomen una respiración, todos, porque aquí solo estoy hablando, tal vez, pero al mismo tiempo, toda esa energía que estoy señalando, esa energía que quizás notarías o has notado, hizo surgir un recuerdo en el curso de la conversación hasta aquí. “Sí, ya sé, yo hice eso”. O tal vez no surja tan fuerte, “sí, yo hice eso”; tal vez solo fue un pensamiento que pasó por la percepción conciente: “Oh, sí, Bobby Andersen en cuarto grado, yo realmente hice las cosas mal.” Como ven, allí está el pensamiento y la emoción, eléctrico, el campo magnético que todavía persiste. ¡Todavía está allí! Y lo interesante de que todavía esté allí, es que todavía tiene la misma carga. No está tan activa, pero aún es la misma carga. Y está alojada en el cuerpo. Oh, podría estar en el campo emocional, o en el campo mental, pero también está en el campo físico. Está en el cuerpo. Es una cosa muy fascinante, cómo los pensamientos y las emociones juegan en el campo.

En este tiempo en que estamos hablando, realmente una gran cosa; hay tanto sucediendo en el contexto de cosas muy grandes – y también cosas pequeñas, cosas muy pequeñas - hablemos de cambio de dirección. No realmente, hablar de las cosas grandes, las que suceden, y digo, nadie habla de ellas, ciclos dentro de ciclos. Un ciclo como ese patrón de onda que se eleva y luego baja, y pasa por debajo de la línea, y luego sube otra vez, con esa longitud de onda. Ciclos.

Hay un ciclo en que estamos, del que se ha hablado mucho, y ya nadie habla del tema. Esta cosa llamada Era de Acuario. La razón es que ahora estamos en ella, ahora hemos cambiado, en esta progresión de los equinoccios, 25.800 años, en que nos movemos a través de las constelaciones. Y cada uno de esos ciclos es de aproximadamente 2150 años, de modo que es un ciclo grande. Recién hemos entrado en él, oh, más o menos quince o veinte años, no se sabe exactamente cuándo es la fecha. Tomen una respiración.

Un gran ciclo, realmente un ciclo grande. Pero los ciclos grandes no suelen tener un impacto inmediato, es sutil. Es como el cambio climático ahora mismo, bueno no es tan sutil, pero ha estado viniendo durante largo tiempo este cambio climático, era muy definible durante los últimos cien años, que algo sucedía. Incluso en los últimos veinte años, muchos no lo creían. No querían actuar al respecto. Ahora está ante su cara.

Pero es un ciclo actual, no tanto, no lo entendemos todavía, aún no está instalado. Pero si dan un paso hacia abajo, tienen algo llamado ciclos solares. Un ciclo solar es de 11 años. Ahora bien, este es un asunto grande. Porque este ciclo solar, progresando hacia su fase activa, longitudes de onda, esta fase activa de este ciclo solar es significativa. Está sucediendo a un nivel muy acelerado, está sorprendiendo a la gente, sucede más rápido que lo que se esperaba que lo hiciera, está fuera de secuencia con el rango previo de ciclos de once años, pero ¿por qué eso tiene algún valor para ustedes? Es porque es magnético, y está de hecho produciendo algunos campos magnéticos muy significativos. Está alterando a la Tierra. Oh, está alterando la fisicalidad. Está alterándolos a ustedes. Y esos pensamientos y emociones que todavía están en el cuerpo se están amplificando ahora mismo.

Y hay dos razones por las que esto sucede. Una es darles la oportunidad de soltar mucho de eso, pensamientos y emociones. Es como si yo pudiera soltar toda esa culpa que contengo, esa naturaleza reaccionaria con la que respondo a las cosas a mi alrededor. Si pudiera salir de ese lugar, si pudiera encontrar un lugar donde hacer una pausa antes de realizar una acción, y ser capaz de manejar eso. Suena simple. Es simple. Pero no es fácil. Porque estamos tan acostumbrados a lo que hacemos, y ahora, con estas ondas electromagnéticas del sol se empiezan a acelerar. Es cosa fascinante esta aceleración. El Ártico ahora se está derritiendo cuatro veces más rápido que lo que pensaban. Los campos magnéticos cambian. Este fin de semana pasado, si alguien lo ha notado, cambios de humor, realmente significativos, por tormentas magnéticas.

Gente de Alemania ha enviado mails diciendo, “Vaya, realmente me perdí. Hasta lloré. Me encontré con todas estas emociones. Creía que había limpiado todos estos patrones. ¿Por qué pasó esto?” Alguien de EE. UU en Reikiavik, Islandia, dijo: “En un negocio, casi me caí.” Y sin embargo, si consultas a spaceweather.com ellos te dicen, “Vaya, esto es muy bueno. Están sucediendo cosas nuevas. Colores nuevos, espectros de electricidad, grandes rayas azules disparándose a la atmósfera”. Bueno, tal vez es excitante, pero te está afectando. Y está afectando a esos pensamientos, está afectando a esas emociones. Y básicamente está haciendo una o dos cosas. Está dándote la oportunidad de discutir un poco más, o te está dando oportunidad de comenzar a cambiar el cómo ves las cosas, cómo experimentas las cosas, cómo empiezas a reconocer, a permitir que algo te atraviese sin reaccionar a eso, sin engancharte.

Toma otra respiración, porque puede sonar como que solo estoy hablando, pero estoy estableciendo este espacio por si te gustaría cambiar algo de esto. ¿Te gustaría poder reconocer que estas ondas, oleadas, que nos atraviesan, no necesito reaccionar a ellas? Puedo simplemente hacer una pausa y permitir, respirar, y lo que estaba en mi espacio, esas emociones de culpas por Bobby Andersen en 4º grado, eso puede salir de mi espacio. Es un espacio no reaccionario, es un lugar donde posiblemente sea incómodo, y solo voy a estar aquí con esto un momento sin estar en reacción.

Entonces, a medida que estos campos electromagnéticos empiezan a cambiar, es un lugar donde el mundo entero está cambiando. Está cambiando toda la dirección en que el mundo entero está yendo.

Algo que suelo decir es: no puedes llevar tu equipaje en este viaje. Entonces este viaje, este espacio de ser capaz de hacer pausa y observar mi realidad, y luego entrar en ella, empezar a reconocer que algunas de las cosas que yo pensaba que eran verdaderas, tal vez no eran importantes, ni verdaderas en absoluto. ¿Qué tal si esa decisión que tomé, elegí ser culpable, en realidad fue algo que, si yo tomaba una respiración y lo miraba bien, y me permitía estar muy presente en el ahora?, una cosa que se vuelve muy disponible es que ya no tengo que aferrarme a aquello. Verán, ha estado enterrado en la negación, enterrado en “ya no quiero ir allí, porque pasé vergüenza, mejor salir de eso” Y luego no quiero ni mirarlo.

Y allí quedó, un pensamiento y una emoción, un campo electromagnético cargado que está en mi espacio de tomar decisiones, mi espacio mental, mi espacio emocional, pero muy en mi espacio físico celular. Y estoy en desequilibrio.

Una cosa realmente excitante de esto, y jugaremos allí dentro de un minuto, es que cuando puedo empezar a reconocer que mucho de lo que pienso y mucho de lo que creo puede no estar en tiempo presente, puede no ser relevante ahora mismo, es solo equipaje que todavía estoy cargando. Eso de Bobby Andersen en cuarto grado. ¿Es eso útil para ti, sostener todavía aquella culpa, o aquel resentimiento, o enojo? ¿Qué tal si hubiera una manera de alinearte? Nada significativo, simplemente la capacidad de hacer una pausa, tomar una respiración, observar sin juzgar, reaccionar, o arrojar energía. Y luego hacer una pregunta diferente. ¿por qué está sucediendo esto? ¿por qué están haciendo esto? ¿cómo pueden ser tan estúpidos? ¿por qué sigue sucediéndome esto?

¿Por qué no hacer una pregunta mejor? ¿Necesito llevar esto en mi espacio? ¿Necesito incluso responder a lo que tengo frente a mí? En lugar de… “Bueno, nunca me gustó eso, y así es la cosa.” Pero ¿qué tal si hubiera un constructo diferente? Siempre estuvo disponible, pero nunca se aprendió, ni se enseñó. Nunca fue presentado, particularmente por el papá/mamá/maestra/sacerdote, porque ellos solo sabían lo que sabían. Y tú probablemente molestabas, y entonces te tenían que hacer callar, sentarte, y dejar de imaginar. Una de las primeras cosas: no imagines; siéntate en el rincón, y ya nos encargaremos de ti.

Qué resentimiento. Me están negando quién yo soy. No estoy teniendo oportunidad para explorar, para crear, para expresar mi propósito de para qué vine aquí. Y en lugar de darme cuenta, “¡Hum! Ellos solo saben lo que saben. Y me aman, desde su mentalidad. Pero eso no es quien yo soy”. ¿Qué tal, poder simplemente cambiar el enfoque del pensamiento hacia un lugar de ser capaz de hacer una pausa y luego elegir, ser capaz de observar y luego elegir? Ahora, tomen una respiración.



Seminario Online de Jim Self – Mastering Alchemy
11 de agosto de 2022 - Conferencia
Audio de la conferencia: https://masteringalchemy.com/content/do-you-pause-acting-free-live-webinar
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionespaaraelcamino.blogspot.com.ar

89 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo