Las emociones atrapadas son comunes.

Varios/Otros


No es posible realmente saber al mirar a alguien si tiene emociones atrapadas, pero casi todas las personas las tienen. Durante mis años de ejercicio, era raro que tratara a un paciente que tuviera emociones atrapadas no discernibles. Recuerdo un paciente en particular que entraba en esta categoría. Este hombre pasaba mucho tiempo meditando y me impactó por ser una persona calmada, amable e imperturbable que tenía mucho control de sus emociones. ¿Dije “en control de sus emociones”?

A menudo, cuando alguien ha atravesado un acontecimiento traumático o intensamente emocional - como un accidente de autos, una pelea o un divorcio – tendrá energía emocional atrapada a causa de ello. Sin embargo, no todas los acontecimientos emocionales crearán una emoción atrapada. El cuerpo está diseñado para enfrentar la energía emocional en el curso normal de los acontecimientos. Entonces, cuando una emoción queda atrapada, es en parte debido a circunstancias extenuantes - por ejemplo, cuando hemos bajado la resistencia o cuando estamos demasiado cansados o inestables. Cuando nuestros cuerpos no están en su mejor momento somos más vulnerables a desarrollar emociones atrapadas.


- La resonancia de las emociones atrapadas.

Cada emoción se encuentra atrapada en una ubicación específica en el cuerpo, vibrando en su propia frecuencia. En poco tiempo, esa vibración causará que los tejidos circundantes vibren en esa misma frecuencia. A este fenómeno lo llamamos resonancia.

En mis seminarios utilizo diapasones para demostrar Diapasones de la manera poderosa que nuestro universo responde a la resonancia. Uno de mis diapasones vibra a 512 H2. El sonido que hace es muy agudo. Los dientes del otro diapasón son de un tamaño diferente. Ese diapasón vibra a 128 H2 y hace un sonido mucho más bajo.

Si colocaras en una habitación una cantidad cualquiera de diapasones de tamaños diferentes y golpearas uno de ellos, los otros diapasones de esa frecuencia particular empezarían a vibrar ligeramente. Si detienes el sonido proveniente del diapasón que golpeaste, todos los otros continuarán vibrando. No es por ninguna afinidad natural entre los diapasones. Esta es la manera en la que funciona nuestro universo.

Si golpeas un diapasón y lo colocas contra un panel de vidrio, el vidrio comenzará a vibrar en la misma frecuencia. Esto se debe a que el diapasón fuerza las energías que ponen al vidrio en movimiento –en sincronización con su propia vibración. Cuando tienes una emoción atrapada de alguna manera es como tener un diapasón en tu cuerpo que está vibrando continuamente en la frecuencia específica de una emoción negativa. Desafortunadamente, esto puede traer a tu vida más de esta emoción particular.

¿Alguna vez has visto a alguien nervioso contagiar la misma emoción a toda una sala llena de gente? Quizás tú estás esperando tranquilamente en un consultorio médico junto a varias personas que están leyendo tranquilamente unas revistas, cuando entra un paciente molesto. Comienza a caminar alrededor de la sala recogiendo revistas, luego dejándolas nuevamente en su lugar. Habla con la recepcionista en un tono irritado.

Su lenguaje corporal pone su ánimo de manifiesto.

Pero es el efecto invisible el más poderoso.


- Vibraciones negativas.

Si tienes una emoción atrapada, atraerás más de esa emoción a tu vida. Además tenderás a sentir esa emoción más fácilmente y más frecuentemente que si lo hicieras de otro modo.

Puedes imaginarte a una emoción atrapada como si fuese una pelota de energía porque eso es exactamente lo que es. Tienen un tamaño y una forma aunque son invisibles y hechas sólo de energía. Por lo general, parecen variar en tamaño, desde el de una naranja hasta el de un melón.

Supongamos que tienes una emoción atrapada de ira.

La has llevado contigo por años, sin saber siquiera que estaba allí. Como resultado, cada vez que te encuentres en una situación donde podrías enojarte es mucho más probable que te enojes porque de una manera fascinante y literal una parte tuya ya está enojada.

Si parte de tu cuerpo ya está vibrando en la frecuencia de la ira debido a una emoción atrapada, es mucho más fácil para todo tu ser entrar en resonancia con la ira cuando algo que sucede puede provocar en ti una respuesta de enojo.

A veces las personas no entienden por qué se fastidian con tanta facilidad o por qué no pueden librarse de determinadas emociones. Esto se debe a menudo porque esa misma emoción contra la que ellos están luchando está atrapada dentro de ellos, desde una experiencia pasada que apenas podrían recordar.

Por esta razón, cuando se liberan las emociones atrapadas, el efecto es incomparable con cualquier otra forma de terapia. Frecuentemente, la emoción y el comportamiento que ha sido tan difícil de liberar, simplemente desaparece.

Puede parecer casi demasiado simple de creer, pero una vez que lo experimentes lo entenderás. Hasta que liberes tus propias energías atrapadas, continuarás trabajando bajo su peso.


- El efecto de un desequilibrio.

Todo vuelve a la naturaleza cuántica del cuerpo mismo.

Cuando nos levantamos cada mañana esperamos ver nuestros cuerpos tal como lo hicimos ayer o el día anterior. Parecen ser lo suficientemente sólidos y predecibles. Nunca le echamos un vistazo al espejo mientras nos estamos vistiendo sólo para ver remolimos de nubes de energía donde solían estar nuestros brazos y piernas. Pero eso es exactamente lo que somos.

Cuando introduces la vibración negativa de una emoción atrapada en esa formación, alteras el ritmo vibracional normal de la totalidad.

No lo sentirás necesariamente; y definitivamente no puedes notar las diferencias con sólo mirar, pero hay otras formas de verlas.

Recuerda el efecto del diapasón. Cuando tu cuerpo tiene alojada una emoción atrapada, atraerá otras emociones que vibran en la misma frecuencia. Si la emoción es el miedo, por ejemplo, te asustarás más fácilmente. Cuanto más tiempo resida esa energía dentro de tu cuerpo, más te acostumbrarás a sentirla.

Con el paso del tiempo, empezarás a pensar que eres simplemente una persona temerosa porque pareces tener miedo casi en todo momento. En realidad, debido a que parte de tu cuerpo de hecho existe dentro de esta energía emocional atrapada particular o, literalmente, de la “bola de miedo”, te predispones para el fracaso. Parte de tu cuerpo ya está sintiendo esa emoción continuamente, entonces caerás con más facilidad en un estado de miedo cuando se presente una situación de miedo. En otras palabras, como parte de tu cuerpo ya está resonando a la frecuencia del miedo, es un pequeño paso para todo tu cuerpo caer en resonancia.


- Dónde se presentan las emociones atrapa das.

A mnudo la gente me pregunta por qué una emoción queda atrapada en un área del cuerpo y no en otra.

Generalmente, descubro que las emociones atrapadas se alojan en un área que es vulnerable a causa de una susceptibilidad genética, una lesión o una deficiencia nutricional que debilita o desequilibra la energía del cuerpo en esa zona.

A veces hay una metáfora que interviene también. Esto tiene sentido cuando te das cuenta de que nuestras mentes subconscientes rigen nuestros cuerpos y nuestros sueños.

Por ejemplo, supongamos que estás sintiendo dolor por una amiga que ha tenido un aborto involuntario.

En lugar de experimentar la emoción y dejarla atrás, ésta queda atrapada. No sería sorprendente que esa emoción atrapada se aloje en tu vientre o pecho –los órganos vitales de la creación. O imaginemos que estás atravesando por unos de esos períodos difíciles en la vida cuando una serie de cosas parece resultar mal.

Te sientes frustrado y abrumado, como si estuvieras cargando el peso del mundo en tus hombros. En ese caso, una emoción atrapada puede alojarse en uno de tus hombros. La realidad es que cualquier emoción puede quedarse atascada en cualquier lugar de tu cuerpo.

Si no notas el desequilibrio, puede continuar por años.

Finalmente, puede causarte verdaderos problemas en tu salud, tanto mentales como físicos.


- La doble naturaleza de las emociones atrapadas.

Las emociones atrapadas te afectan de dos maneras distintas: mentalmente y físicamente. En primer lugar, hablemos de qué manera te afectan mentalmente.

Causarán que sientas una respuesta emocional exagerada. Primero examinemos algunas situaciones de la vida real donde las emociones atrapadas fueron ejerciendo una obvia afección mental.




Extracto de: EL CÓDIGO DE LA EMOCIÓN
Dr. Bradley Nelson

311 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo