El vacío, Punto cero, La conciencia de reflejo y nuestra Encarnación humana.

Ramtha


Dios, bendice,
abraza
y permite
que todas las voces
de mi yo total
sean escuchadas
y sean vistas.
¡Que así sea!
Por la vida.


Quiero que saquéis esos dibujos y que veáis a vuestro compañero como el Observador y le expliquéis el dibujo. Podéis comenzar. Recordad: anoche os dije que iba a tener que consultar con algún tipo de diccionario para poder intentar explicar lo que es casi inexplicable. Y hemos hecho un trabajo maravilloso hasta ahora; pero aún hace falta más, porque las palabras son muy necesarias para expandir la mente. Necesitáis que vuestra perspectiva se expanda para poder entender los últimos conceptos de los que os hablé. Así que he elegido bien las palabras. Me propongo mantener esto muy simple para que podáis captar qué es lo que habéis venido a entender de nuevo aquí.

- Figura 1: El Cerebro.
Este es el dibujo en dos dimensiones y en estilo de caricatura que Ramtha usó originalmente para enseñar la función del cerebro y sus procesos. Aclaró que en este dibujo las diferentes partes del cerebro están exageradas y coloreadas para facilitar su estudio y comprensión. Este dibujo en particular se convirtió en la herramienta estándar de todas las enseñanzas posteriores acerca del cerebro.


El Cerebro


- Figura 2: El descenso de C&.E desde Punto Cero.
Todos recordáis esto de vuestro curso de C&E para principiantes. ¿Qué es? Punto Cero, conciencia primaria. ¿Podrías marcarlo con un punto negro? Al lado escribe «conciencia primaria». Este es un pequeño dibujo muy simple; una de mis mejores obras maestras.8 El punto violeta es la conciencia secundaria. Ahora fíjate que tengo una extensión verde ahí. El punto verde es el alma, y el alma camina junto con la conciencia secundaria; es la que graba los sucesos. El punto rojo, el círculo o la mancha, es la encarnación, el cuerpo en sí mismo. Y aquí nosotros diríamos conciencia cuerpo-mente. Conciencía cuerpo-mente. En otras palabras, tenemos que dar crédito al cuerpo Por tener su propia inteligencia, que la tiene. Es una inteligencia consciente, un ser biofísico y sensitivo.


El descenso de C&.E desde Punto Cero


- Figura 3: Conciencias primaria y secundaria.


Conciencias primaria y secundaria


Ahora, este es el orden en el que vienen. El gran Yo se constituye por la integración de estos cuatro (Fig. 3). Y aunque este cuerpo sea un cuerpo del sexto plano, del quinto plano, del cuarto plano, del tercer plano, un cuerpo del segundo plano o del primer plano, es un cuerpo. Este cuerpo, entonces, se mantiene unido por aquello que se llama el cuerpo espiritual o conciencia secundaria, y lo que los mantiene unidos a todos se llama el Espíritu Santo, que es la interacción espiritual del yo completo. De modo que de aquí sacamos la idea de una tríada.

- Figura 4: Los Siete Sellos que conforman Los Siete Niveles.


Los Siete Sellos que conforman Los Siete Niveles


Así que volvamos al curso de principiantes para entender mejor tu encarnación desde el Plano Sublime o quizás tu nueva visita en el presente a esta escuela.

Quiero hacerte una pregunta muy importante: ¿por qué no creerías mi última afirmación, que ya estás muerto y en este momento estás en una revisión de la luz? ¿Por qué no creerías eso? ¿Por qué no es creíble?

Es una pregunta muy poderosa porque tiene todo que ver con el conocimiento esencial que has incorporado sobre el tiempo, el espacio y la conciencia. Te dice el grado de ese conocimiento que albergas ahí arriba. Esta conciencia cuerpo-mente nunca creerá lo que acabo de decirte. Lo verá como una imaginación llena de fantasía, un paradigma, una mónada (*), por así decirlo, pero nunca lo creerá, porque puede señalar su cuerpo y decir: «Mira, puedo pincharte el cuerpo y duele. Mira, yo no sé lo que esa persona está pensando. Mira, fui al cementerio y no estoy enterrado en ninguna parte... todavía.» ¿Correcto?
(*) Unidad simple e indivisible del ser.

Ahora quiero decirte algo; escúchame. Si esto se convierte en el factor de elección por el cual determinamos la realidad, entonces no vamos a creer en absoluto en los potenciales en los que podemos existir. En otras palabras, nos hemos aliado con el cuerpo, ¿no es verdad? Realmente lo hemos hecho. Nos hemos aliado con el cuerpo porque aún no podemos creer que esto sea posible. Bueno, ¿que te dice eso? Te dice que si te alias con el cuerpo, eso se vuelve en tu contra, pues continúas viviendo y dices: «¿Ves? Sigo viviendo. Algún día voy a morir». ¿Es posible entonces que al hacer eso estemos viviendo en una ilusión engañosa? Por supuesto.


Entonces, ¿por qué querrías aliarte con tu cuerpo? ¿Cuál es la ventaja de esto? ¿Y si te aliaras con esto de aquí, estos dos, conciencia primaria y secundaria? ¿Por qué conciencia secundaria? Porque es el espíritu en el cuerpo, el que contiene al cuerpo espiritual en donde el alma misma descansa. Y recuerda: el alma lleva el registro de quién has sido. Cataloga lo que tú eres, así que es el portador, por así decirlo, de la memoria de la personalidad. Y afrontémoslo, si has visto un cadáver reciente o de hace ya tiempo, te preguntas dónde está la persona. Miras la boca que besaste y los ojos que bailaban, la animación en las manos, la suavidad del tacto, o lo atlético del movimiento de ese cuerpo. Y tú lo miras, y está tieso, duro y sin vida. ¡Escúchame! Está sin vida, lo está. ¿Quién lo dejó? Conciencia secundaria, la personalidad del alma; ella es quién lo dejó. Entonces, ¿es eso lo que tú eres realmente? En realidad, eso es una parte de ti.

Ahora, si fuéramos a pensar, por ejemplo, en función de que tú pudieras aceptar hoy esta enseñanza —que estás realmente en una revisión de la luz en este momento y que estás realmente revisando quién eres en una clase que se relaciona exactamente con el asunto en el que estás involucrado, irónicamente—, si pudieras creer y hacer lugar para aceptar eso, ello hablaría de una gran graduación de evolución de tu propia conciencia personal. Significa entonces que eres tan elevado, que la idea de que estás verdaderamente en una revisión de la luz no es en absoluto algo sorprendente.

¿Por qué sería una ventaja para ti aliarte con las conciencias primaria y secundaria en esta cuestión?

Obviamente, porque esos son los yos que permanecen cuando el nacimiento y la muerte prosiguen como reencarnación cíclica; ellos permanecen. ¿Qué otra ventaja hay? Bueno, esta es la ventaja: si realmente crees lo que te dije hoy --quiero decir, realmente lo creíste—, al final de este día conocerás tu motivo ulterior. Y debido a que lo sabrás, lo cambiarás. ¿Y qué tipo de dinámica se va a desprender de ese cambio? ¿Cuál va a ser? Debe ser tan real para ti como lo es la negación de su realidad. Debe tener ese mismo empuje. Debe ser tan real como la negación es real, y si lo es, entonces piensa en las posibilidades de lo que estamos viendo aquí. Estás ciertamente en un momento de participación observable en el cual tú has estado aquí antes, y has regresado, y mucho de esto suena familiar. Y empieza a llegar a la superficie de tu mente.

Y cuando te esfuerzas para intentar verlo, desaparece como el vapor.

Hay una familiaridad en esto.

¿Y por qué es importante creer que es posible? Porque en la reencamación cíclica—el proceso lineal de nacimiento, muerte y vida después de la muerte, nuevas moradas—todo el proceso consiste en ser capaz de ver una vida desde la posición estratégica del todo, no simplemente lo singular, que es tan innato a la manera de ser de los seres humanos. Ellos son muy singulares y están muy separados. No pueden ver a través de la mente de Dios, sólo a través de la mente de la personalidad del cuerpo. Es muy obvio en vuestra manera de vivir. Y si eso fuera así, en una revisión de la luz, entonces, llegarías a ver todo y verías dónde está tu problema. Y en esa revisión de la luz serías capaz de capturar y aprender mucho sobre ese problema y encontrarte con gente en el Plano Sublime que comparte el mismo problema o que comparte una astilla de ese problema.

Quizás —sólo quizás— una pequeña área que no tiene importancia para ti, todavía es una astilla, es una obstrucción para otra persona, y vosotros os encontráis en el Plano Sublime porque gravitáis el uno hacia el otro. Y en la gravitación del uno hacia el otro, concibes una relación que existe allí antes que aquí, una relación en la cual quieres que esta persona se presente en tu vida aquí, y quieres que la memoria y los lazos de esto sean tan fuertes en el Plano Sublime que el reconocimiento no se pueda negar; que parezca existir una aceptación instantánea de ese individuo, una armonía, si quieres, incluso una desarmonía. Porque todos esos factores, si lo hemos hecho correctamente, se encarnan entonces en una vida en la cual, como hombres y mujeres ciegos, luchamos para descubrir el misterio, el gran e insondable misterio de lo que estamos haciendo aquí.

¿Qué está tratando de decirme esta persona sobre mí mismo y qué estoy yo, en verdad, tratando de decirme sobre mí mismo? Porque todo lo que los otros son, so reflejos de lo que yo soy. Están aquí para enseñarme lecciones, quizás ambos estamos aquí para obtener una lección en diferentes niveles. ¿Por qué necesito esa lección?

Bueno, porque es intimidante. Esta materia en cuestión sigue reapareciendo. Y así, cada uno se vuelve un actor en la vida de cada uno.

Ahora, la única dificultad es —y yo siempre dije esto, y aquí yo me separo del pensamiento de la Nueva Era en cierta medida, porque ellos no tienen toda la información— que siempre se entendío, en líneas generales, que vosotros elegís a vuestros padres. Bueno, en la ingenuidad de la cultura humana simplemente se cree que tú vas a ese gran jardín de padres en el cielo y dices: «Te escojo a ti y a ti», y que se sabe de antemano quiénes van a ser estos padres. Esto no es correcto. Hay verdad en ello, pero no es una verdad sólida y substancial.

La manera en que esto funciona es que sin importar cuáles sean tus problemas, sin importar cuál has decidido en el Plano Sublime que es el próximo nivel en el que tienes que trabajar—que en realidad es la misma cosa que trabajaste hace dos mil años, y que a lo largo de generaciones sucesivas y cambios tecnológicos has progresado muy poco—, aún tienes un problema. El mundo entero lo tiene. Aún estás lidiando con este problema que tiene dos mil años. Esto no es algo del siglo veinte, un siglo basado en tecnología, de crecimiento rápido y vida artificial. Este es un problema que se remonta muy lejos en el pasado. Y lo que es tan frustrante de ello es que es una cosa muy simple. Pero lo que es simple para el espíritu es muy difícil para el humano, porque el humano se complica por sus emociones.

Entonces lo que sucede es que, una vez hemos formulado lo que venimos a aprender aquí en el Plano de la Demostración, no escogemos a nuestros padres; somos atraídos hacia un grupo genético que no es superior a la pregunta que hicimos. ¿Por qué eso no debería tener una continuidad? Dios sólo sabe lo que tú sabes. ¿Por qué ibas a ser atraído hacia un grupo genético que sabe más que tú? No te va a pasar. Sólo manifestarás en la realidad —ya sea estructuras atómicas, biología celular, ya sea medio ambiente o pensamiento o ideas—, sólo vas a manifestar aquello a lo que eres igual y aquello que facilita el aprendizaje aquí. Vosotros escogéis a vuestros padres en el sentido de que lo igual atrae a lo igual, pero en lo que se refiere a la descripción, no.

Ahora, hay gente que tiene un dilema con relación a sus cuerpos, y siempre han tenido un dilema respecto a sus cuerpos. Y siempre oscilan hacia aquellos que pueden producirles los mejores cuerpos, Pero eso es conciencia cuerpo-mente. Y eso es muy obvio también, porque la mayor ventaja es esa y nada más.

Bueno, ¿y qué pasa con los genios? ¡Dios mío! ¿No sabes que las mentes más brillantes —brillantes— de todos los tiempos, vinieron de linajes muy sencillos? Eso fue extraordinario, ¿no es verdad? Fue casi como si el linaje genético en sí mismo no era complejo, sino simple. En otras palabras, los genes tenían un campo de visión limpio, de modo que lo que tú trajeras a través de ellos pudiera manifestarse claramente en una vida, una mente que pudiera crecer y florecer. Podemos crecer y florecer como flores exquisitas en un jardín muy simple. Si está sobrecargado, nos asfixiarán las malas hierbas y otros arbustos semejantes. ¿Entiendes?

Entonces naces —y quiero que todos vosotros lo sepáis ahora: tú piensas en tu cuerpo —, naces exactamente con el cuerpo genético que es la utilidad de adaptarse y trabajar a través de tu programa alterado, tu karma, tu lección, acabándola. Ahora, esto es bastante sorprendente, porque entonces empezamos a mirar cuerpos, y se vuelve muy claro quién eligió qué y por qué razón. Todo es un cuento. Los motivos ulteriores pueden verse en el cuerpo; pueden verse literalmente en el cuerpo.

Y tú naces en una familia. Bueno, ¿quiénes son estas familias? ¿Quiere esto decir que tus hermanos y hermanas con los que compartes una encarnación vienen del mismo lugar en el Plano Sublime? No, porque el grupo genético a través del cual vinieron ofrecía oportunidades primitivas o avanzadas. Están en niveles diferentes, pero el cuerpo les sirve.¿Lo entiendes? Que así sea.

Ahora quiero hacerte esta pegunta otra vez: ¿por qué no habrías de creer que estás en una revisión de la luz? ¿Por qué querrías hacer eso? Te lo diré. Las víctimas quieren hacer eso, la gente materialista, la gente carnal quiere hacer eso, porque cuando ellos niegan esta posibilidad que te he dado antes —no te duermas—, cuando pueden negar esto, entonces no tienen ninguna amenaza para cambiar su vida, ninguna excusa. Ellos dicen: «Yo soy lo que soy y no lo puedo cambiar. A mí me gusta lo que soy. A mí me gusta odiar lo que soy y asi no me tengo que preocupar». Ese es terreno muy seguro, ¿no es verdad? Es seguro, ¿no lo es?

Mañana por la mañana te vas a despertar; aún estarás en la escuela. Pero pasado mañana, te vas a despertar y vas a ir a algún otro lugar. Puedes contar con eso. En una vida de cuerpo físico, puedes contar con despertarte cada día y dormirte cada noche, y entre medias pasártelo bien. Eso es un sentido de seguridad. Así que teneis mentes pragmáticas que rechazan la conciencia primaria y dicen q no existe. ¿Tú nunca morirás?

Qué tonto. ¿Quién te crees que eres vete al cementerio.

Pero hay un pequeño problema con eso. La ciencia está empezando a despertar, como has aprendido, con la teoría cuántica de toda la potencialidad existiendo simultáneamente; toda la potencialidad. Y recuerda lo que te dije acerca de los átomos cósmicos, ¿atomología? Lo que eso significa es que no puedes agotar los potenciales si utilizas a los átomos como componentes básicos.

Hay algo más que quiero preguntarte, una pregunta muy importante: si tú aceptaras esto y lo creyeras, ¿cómo cambiaría tu vida hoy si dijeras de repente: «Oh, Dios mío, estoy en una revisión de la luz; estoy muerto, estoy presenciando desde el Observador cómo lo viví.»? «Y gracias a Dios que vine a esta escuela, porque no estaría despierto para reconocer que en la luz debería estar pensando sobre esto». Es decir: te estoy llamando a ti desde más allá de la tumba. ¿Qué estás pensando al ver esto? ¿Qué deberías estar pensando? «Dios mío, en este preciso instante puedo cambiar mi vida, porque lo único que espero es ver lo que yo recuerdo que fui.»

¿Sabes lo difícil que es recordar el resto de tu vida? No es tan difícil. Piensa en ello. Si no trabajaste en pensamientos elevados, ¿qué tan difícil será recordar el resto de tu vida? Es bastante predictible, ¿no es verdad? ¿No lo es? Tú esperas con anticipación esas noches que sales y haces esto y aquello, y luego vas a trabajar, y haces eso, y tienes problemitas con tu familia, pequeñas rencillas aquí y allí, pero tú sabes que se van a resolver tarde o temprano. Tienes un problemita aquí, pero allí va a estar bien. Y ahora tengo un año más y soy esto y soy aquello. ¿Cómo podrías no recordar lo que aún está por suceder? Ya ha sucedido, porque es predictible. La predictibilidad es una seguridad poderosa, y hay gente que negará la oportunidad de cambiar en beneficio de una seguridad predictible. Sucede todos los días.

Ahora, ¿por qué no creer esto? Y qué pasaría si esa grandiosa y hermosa esfera que se sienta sobre esos hombros finalmente se pusiera en funcionamiento y dijera: «¿Y si yo... Y si ya estoy muerto? esta es mi oportunidad. ¿Qué haré diferente en mi vida? ¿Qué me queda cuando esto acabe? ¿Qué es lo que quiero sobre todas las cosas? Si tengo la oportunidad de vivir otra vez, ¿qué quiero? Oh, Dios mío, nunca quiero olvidar este momento. Yo no quiero nacer ignorante. De alguna manera, quiero conservar este momento. No quiero que se eluda y que se esfume. No quiero perderlo en el canal de nacimiento, y no quiero perderlo en la juventud, y no quiero perderlo en la edad adulta imprudente. ¿Cómo recuerdo esto?»

Piensa en ello. «Este momento puede cambiar mi vida. Nada está establecido. Es una revisión de la luz y estoy en medio de ella. ¿Cómo quiero verme ahora?» Brillad, mi amada gente. ¿Cómo quieres verte? Quieres verte como te ve la conciencia primaria; eso es lo que tú quieres. No quieres verte como te ve la conciencia cuerpo-mente, porque si lo haces, eres la viva imagen de un muerto al regresar de nuevo. Todo está disponible; la vida entera se ha acabado. «Yo nada más pensé que iba a un curso.» Maravilloso pensamiento, ¿no es verdad? ¿Es real? ¿Lo es? Sólo tú sabes esa respuesta. Pero si es real, es libertad absoluta. Dios mío, ¿qué haces con un tesoro? ¿Cómo quieres ser a partir de este momento? ¿Cómo quiero verme? ¿Cuál es el gran reflejo que debo irradiar hacia la observación que haré finalmente en la luz?

Piensa en esto: vas a morir. Aquellos de vosotros que sois conciencia cuerpo-mente, vosotros vais a morir.

Vais a ir a la luz porque sabéis de ella. Vais a ver este día otra vez. ¿Por qué tu alma omitiría este día? ¿Por qué omitiría esta mañana? ¿Se va a acordar de todas las cosas que hiciste a puerta cerrada y olvidarse de ésta? No; ha grabado todo. Exactamente igual que aquellos de vosotros que están tomando apuntes, estáis escribiendo las mismas palabras que está escribiendo vuestra alma. Pero vuestra alma está poniendo asteriscos por aquí, notas al pie de página, notas del alma por aquí abajo. Las notas del alma son el Observador observando a las notas siendo escritas. ¿Me estás siguiendo? ¿Cuántos de vosotros todavía me están siguiendo? Que así sea.

Entonces, si este día va a llegar otra vez —y estás ahí de pie, con tu Espíritu Santo y tu Dios y empieza a aparecer ante ti—, y tú has sido el gran Yo en cada repaso de esta vida a partir del vientre, ¿por qué omitirías este día? ¿Qué tan importante es el día de hoy? ¿Que tan importante es? Muy importante. ¿Por qué? Porque, ¿qué quieres decirte hoy? ¿Qué te quieres decir a ti mismo? Va a repetirse. ¿Qué quieres ver y oír? Díselo a tu compañero. ¿Qué quieres?

Ahora quiero que tomes tu papel, tu lápiz, tu instrumento de escritura. Esto no es una broma. ¿Qué quieres que se recuerde hoy que ya ha sucedido y está siendo revisado en este momento acerca de ti mismo? Vamos, ¿qué quieres oír y ver? Cualquier cosa vale. Serías muy sabio si incluyeras en esto lo que has descubierto que es tu motivo ulterior y fueras capaz de decirlo. Apúntalo. ¿Qué es y cómo te ha servido? Es importante que te recuerdes a ti mismo lo que es, lo que tú has sido, cuál es el anzuelo que te sigue trayendo de regreso aquí. Es importante que lo digas.

Y habiendo dicho esto, entonces, debes añadirle, siendo totalmente impecable, si estás dispuesto a soltarlo, porque si no lo estás —no importa lo que veas, no importa cuánta gente resulte dañada, no importa cuánta gente sea usada y abusada, no importa lo que hayas hecho ni lo astuto que seas—, si no puedes soltarlo, estás condenado a revivirlo otra vez. Estás condenado a revivirlo otra vez. Así que tienes que gritarle al que está observando esto ahora mismo lo que uno debe cambiar y lo que uno quiere ser, y entonces el gran pronunciamiento, la gran pregunta, el gran deseo vendrán detrás. ¿Qué tiene esto que ver con el Plano Sublime? Todo.



RAMTHA
Extracto de NACIMIENTO MUERTE Y REENCARNACIÓN. El Libro Azul

142 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo